trajetipico.com
>

Traje típico de Asturias

Dos de los trajes típicos de Asturias, el de llanisca para la mujer y el de porruanu, para el hombre, se identifican con el atuendo campesino de esta zona durante el siglo XVIII y principios del XIX.

Tanto el traje tradicional de las mujeres como el de los hombres estaba confeccionado con telas que protegieran del frío del norte, por lo que el lino o el cáñamo eran usados para la ropa interior y la lana para las prendas exteriores. Con el paso de los siglos y el aumento de comunicaciones a estos tejidos se les ha ido añadiendo otros más sofisticados o finos.

La apariencia de los trajes tradicionales, así como los colores sufren modificaciones dependiendo de la zona asturiana de la que se hable, de su clima particular o de sus influencias, por lo que hay varias vestimentas tradicionales, en oriente, el centro y el oriente de esta región. Se puede encontrar el traje de cabraliega, con ligeras diferencias respecto al de llanisca.

El traje de llanisca está compuesto por la camisa, blanca y cómoda para facilitar los movimientos y de manga larga, que en la actualidad se adorna con los mismos tonos que aparecen en el resto de la indumentaria. Una segunda pieza de este traje típico de Asturias es el rafaxo, falda que se pone bajo la saya principal y que da vuelo a esta. La saya principal tiene un gran vuelo y va desde la cintura hasta la parte superior del tobillo. Sobre ella se pone la faltriquera, una pequeña bolsa. El resto de piezas son el xustiyu, sobre la camisa, que ciñe el talle; si hace frío la prenda que la sustituye es el xugón, con mangas. El mandil se coloca sobre la saya y el xustiyu.

Otro elemento de este traje tradicional de Asturias es el dengue, una capelina que se coloca sobre los hombros, cruza sobre el pecho y se ata en la cintura, por la parte de la espalda. El pañuelu es una prenda fundamental, que se puede colocar de varias maneras, pero la más habitual es doblado en diagonal, colocado sobre la frente, cruzado en la nuca y atado en lo alto de la cabeza.

En cuanto al calzado, existen tres tipos, los escarpinos -se ponían encima de las corizas o madreñas o solos-, las corizas -hechas de piel y que cubrían poco más que la planta del pie-, las madreñas -hechas con madera de abedul- y los zapatos. Las medias completan el conjunto.  

Fotos de los trajes típicos de Asturias

 

Traje de porruanu

Este traje típico de Asturias está compuesto por la camisa, amplia para dar movilidad y comodidad a los brazos, una pieza muy trabajada, hecha de lino, con bordados y lorzas; los botones son de mil puntadas en hilo. La pieza que cubre la camisa, el chaleco, suele estar hecha de terciopelo, pana o panilla, los damascos también pueden verse en la actualidad en los trajes típicos de porruanu. Con escote en pico y dobladillos a modo de solapas. Los botones de moneda son el adorno más visible junto a la espalda, normalmente hecha con raso.

El calzón corto, encima del calzoncillu, se ajusta a la cintura bien abotonado a la barriga y atado a la espalda, o abotonado en los laterales de las caderas. La faja que se utiliza en la actualidad suele ser de color rojo o negro.

El chaleco del traje típico de Asturias cubre hasta la cintura, superpuesto a la camisa y con algún adorno floral en la espalda. Normalmente es de la misma tela que el calzón.

En cuanto a la chaqueta del traje tradicional asturiano se puede ver que es corta, hasta la cintura, con dos pequeñas solapas unidas por botones de moneda y el cuello de paño negro similar a la de los calzones. Su característica principal es que las sisas de la manga están abiertas y por ellas se pueden sacar los brazos.

En la cabeza se lleva la montera, normalmente de terciopelo o paño y de color negro, de ala picona que tiene la apariencia de un triángulo (en su origen esta parte de la montera se podía bajar y atarse en la barbilla a modo de pasamontañas). La costumbre es llevar un ala subida y la otra doblada.

El calzado es similar al del traje tradicional asturiano femenino de llanisca. Existen tres tipos, los escarpinos -se ponían encima de las corizas o madreñas o solos-, las corizas -hechas de piel y que cubrían poco más que la planta del pie-, las madreñas -hechas con madera de abedul- y los zapatos. También se completa con las medias.

El traje de porruanu –el origen del nombre se debe al pueblo llanisco de Porrúa, ya que sus hombres fueron (posiblemente) los últimos en abandonar este traje tradicional de Asturias- era el que identificaba la forma de vestir a los asturianos de las zonas campesinas en los siglos XVIII y XIX. Sus telas son un reflejo de la climatología y de la necesidad de protegerse del frío.

Traje de porruanu
Traje de porruanu
Traje de porruanu

Traje de aldeana

Los elementos de este traje típico asturiano son los mismos que en el caso del traje de llanisca: camisa, xustillu, faldón, saya, mandil, chaqueta. Sin embargo el pañuelo es más vistoso y es fundamental saber “repicarlo” (colocarlo), puesto que debe llevar un sistema de pliegues y dobladillos complicados. Con este traje no se llevan alpargatas, sino zapatos. 

El tercer traje típico de Asturias es el de aldeana, que debe su nombre al hecho de que las jóvenes de la burguesía y de la aristocracia del siglo XIX se vestían de la misma manera que las mujeres de la aldea (de ahí el nombre), pero lo dotaban de una mayor riqueza en sus telas, acabados, tocados y joyas. El resultado visual de esos trajes tradicionales es que se ven más ricos, más estilizados gracias a esos cambios en las texturas, en los colores y en los bordados.

Traje de aldeana

Dejar un comentario

Introduce el código que aparece a continuación:


Enviar

América

Asia

África

Europa

Oceanía