trajetipico.com
>

Traje típico de Andalucía

Los trajes típicos de Andalucía provienen de diversos orígenes y, aunque pudiera parecer que solo hay un traje típico, el de “faralaes”, lo cierto es que en cada una de las regiones existe una vestimenta propia.

La configuración general de todos ellos es el de faldas largas y pelo recogido para las mujeres y chaquetilla corta para los hombres, además de pañuelos, tocados o sombreros en la cabeza. El resto de características estéticas vienen determinadas tanto por el clima, qué origen social tiene ese traje tradicional y su funcionalidad.

En cada provincia existen uno o más trajes típicos, un ejemplo claro es Málaga, donde se pueden ver hasta 3 tipos diferentes: el de “malagueña” (el más lujoso), el “verdial” (vestimenta de la gente que vivía en los montes de la provincia) y el de “marengo” (utilizado por pescadores y gente que vivía del mar).

En los casos en los que el traje típico viene de las clases populares -posteriormente adoptado por el resto de población- la principal característica era su comodidad y/o funcionalidad puesto que se llevaban para realizar las tareas diarias. El traje de “pastira” y “chirri” de Jaén son ejemplos de ello, el primero era el utilizado por las lecheras de la región; el segundo lo llevaban los campesinos que viajaban a la ciudad para vender sus productos. El omnipresente traje de gitana o faralaes, que se puede considerar como el que representa en el imaginario colectivo el traje típico andaluz, es una evolución del que llevaban las gitanas que acudían a la feria, también para vender sus mercancías.

En cambio, el origen del traje cordobés es radicalmente diferente, eran las clases acomodadas quienes lo llevaban para salir a pasear a caballo, de ahí su apariencia. O el de “piconera” y “piconero” gaditano, vestigio de los trajes que se vestían en la etapa de dominación francesa.


Dejar un comentario

Introduce el código que aparece a continuación:


Enviar

Fotos de los trajes típicos de Andalucía

América

Asia

África

Europa

Oceanía